22 de enero de 2011

Naderías y Despueses



Escaleras, J. Yerka


Paradojos
La muerte no existe para los muertos
Sólo vive en los ojos de los vivos
Como la belleza, la muerte sólo está
en el ojo de quién la contempla.

Asalto
Se despertó cuando le golpearon las mejillas.
El dinero, danos el dinero.
No tengo nada más que lo que veis.
El dinero, danos el dinero, o te mataremos.
No tengo nada más que lo que veis.
Y le robaron la Vida
para llevarse de ella sólo la Muerte,
en los ojos.

Naderías y despueses
Nada es después de la muerte.
Nada es después de la vida.
Después de la muerte es después de la vida.
Nada.
¿Nada?
Las estrellas también mueren.
Y los extremos se tocan.

Vocativo reflexivo
Uno puede Amarse Abrazarse Pensarse
Vivirse Masturbarse…Quitarse de en medio.
Pero no puede Morir-se. Morir sólo es infinitivo,
tiempo muerto, y Morirse un verbo no reflexivo.
Uno se muere viviendo, o muere, sin se, o se nos muere sin mas
ni más, y no puede decir (me) he muerto o estoy muerto.
La muerte propia, nuestra muerte, nos es ajena. Nos morimos
en los ojos de los otros. Y a ti, amor, no quiero
que te mueran mis ojos.
***
Adagio, Eleni Karaindrou

13 comentarios:

mateosantamarta dijo...

No sé si mueren las estrellas o se transforman en supernovas, ni sé muy bien que puede ser morir. Me lo he preguntado muchas veces.
No sé si muerte y vida son día y noche.
El amor es vida.
Hölderlin dice:
Que vale todo lo que los hombres hacen y piensan durante milenios frente a un solo momento de amor?
Besos, amiga.

Clidice dijo...

fascinada me quedé, siempre me sorprendes. una abraçada, tornaré a rellegir-los.

Miquel dijo...

Muy interesante.....mucho

gaia07 dijo...

Naderías sumamente substanciales para forjar una vida plena con el conocimiento de que la realidad es siempre ahora. Despueses que solo interesan para saber que dependerán de esos ahora.

Fantástico Shandy.
Un abrazo

El peletero dijo...

Me asaltan las paradojas antes de morir porque después no hay nada.

manolotel dijo...

Profundos y rotundos estos elegíacos versos que tienen como referencia "aquello que no se nombra" pero desde un punto de vista radical, es decir: desde la raiz misma de la existencia y sin el más mínimo resentimiento. Especialmente lírico ese último poema que me ha llegado como un arañazo inesperado.

El segundo poema y la música con que acompañas todo me han recordado otros versos -durísimo alegato- de Eleni Vakaló:

CÓMO SE VOLVIÓ UNA MALA PERSONA

Les diré cómo ocurrió
Así en este orden
Un pequeño y buen hombre encontró en su camino
a un golpeado
No muy lejos de él estaba en el suelo y
se compadeció
Tanto se compadeció
Que después tuvo miedo
Antes de acercarse a él y agacharse
para tocarlo, lo pensó mejor
Qué quieres para qué le buscas
Alguien más habrá de tantos aquí cerca
que del infeliz se compadezca
Y mejor no decir
Que siquiera lo he visto
Y como tuvo miedo
Así pensó
¿Acaso no es culpable?, ¿a quién golpean
sin que tenga la culpa?
Y bien se lo merece pues quiso jugar con
las autoridades
Empezó entonces él también
A golpearlo encima
Principio del cuento buenos días tengan ustedes.
-------------------------------

Deberías escribir más poesía, mi querida amiga, cuando estés cansada escribir hermosos cuentos.

Un beso grande.

Marcelo Aguafuerte dijo...

nos morimos en los ojos de los otros; incluso el dolor de morirse se queda en la carne, la misma carne ajena de cuando nos desvivimos. estoy de acuerdo
eleni karaindrou, qué bien elegido todo en esta maravilla

Tempero dijo...

Allá va una nadería mía:

No es la muerte indecisa.
Es si es y, por supuesto, si ya es.
La vida si es indecisa
para quedarse
jamás para irse.



Querida Shandy cumplidora hoy de años. La vida te acude en esos versos que, para mí, sólo le sobran esas estrellas que también mueren y los extremos que se tocan.
Digo lo que Manolotel, deberías escribir más poesía.
Asalto no solo es un prodigio de poema: es un relato asombroso del que deberías tirar del hilo.

Pero ante la muerte te dejo este poema de Claudio Rodriguez Fer:

Amor sin muerte

Lengua lame emboca resbala lábil
lenta lengua en el lodo en que yacente
despierta resbala sierpe húmedamente
y ardiendo de vidriados ciñe hábil.

Labios consagrados nervio a nervio
detrás delante al cabo frente a frente
gamuzas como pubis refulgente
y detenidos en el tiempo verbo a verbo.

Piel con piel nácar en la carne
almizcles congelados por la aurora
espasman y jadean en la materia que arde.

Y la vida se prolonga serena e infinitamente.


De Poemas de amor sen morte, 1979.

Prolongarse, Shandy.
Felicidades, que todos se enteren.

mateosantamarta dijo...

Felicidades Shandy! Dice Tempero que hay que felicitarte.
Besos.

virgi dijo...

Te felicitaré, entonces.
Por la vida.
Y por las hermosísimas reflexiones con que nos amplías la mirada sobre la muerte.
¿Sabremos verla o ha de llegar en la oscuridad?
Un fuerte abrazo.

Miradme al menos dijo...

Sinceramanente, estos poemas me han sobrecogido. Son palabras valiente, llenas de fuerza como quien lucha contra lo imposible.

Un abrazo

Inés González dijo...

Morir es una sensación,vivir, es mucho, mucho más real...
Ya te felicité gayega, me falta besuquearte, maldita distancia!

Tomás Rivero dijo...

Todos los comentarios te aplauden o te piden "ven". Quieren que seas poeta.
El poema "Vocativo Reflexivo", es el mejor, sencillamente por que a ti, amor, no quiero que te mueran mis ojos.
Pero tú ya sabes que la poesía es un coñazo. ¿No me ves a mí? Bueno y los hay peores.

Cuenta lo que quieras o puedas en la lengua y el formato, que mejor sufras. Palabra.

Un beso.